Existe siempre la eterna duda de cuál es la mejor hora para entrenar. Sin embargo, la pregunta seguirá sin una respuesta clara, dado que depende de nuestro cuerpo y de la hora en la que se encuentre mejor para ejercitarse.

Algunas personas prefieren entrenar a primera hora de la mañana para empezar el día con energía, si bien esta opción requiere altos niveles de disciplina (madrugar para entrenar no es tarea fácil). Además, nos ayuda a activar nuestro cuerpo para el resto de la jornada, y en días de calor nos permite evitar las altas temperaturas. Es una buena opción para aquellos que prefieran empezar el día activándose y tener el resto del tiempo para dedicarlo a los quehaceres.

Por otra parte, hay quienes prefieren entrenar en la tarde-noche, hora de mayores afluencias a los gimnasios y centros de entrenamiento. Es la hora preferida para muchos dado que nos permite compaginarlo con la actividad laboral y además nos ayuda a terminar bien el día (una ducha, cena y a la cama). Algunos aseguran que les ayuda a descansar, mientras que otros dicen que les tiene más activos a última hora.

Lo que está claro es que depende de cada persona y de sus horarios. Aquellos que trabajan de mañana tienen difícil lo de entrenar a primera hora, y en el caso de los que trabajan de tarde-noche, más de lo mismo. Todo depende de cuándo podamos y de cuándo nuestro cuerpo esté más preparado para la actividad física.

En cualquier caso, el ejercicio físico es recomendable a cualquier hora del día, ya que nos mantiene en forma y nos ayuda a estar activos cuando no estamos trabajando o estudiando. ¡Lo importante es buscar un hueco!