Un gimnasio que se precie no parece completo sin la actividad de ciclismo indoor. ¿Qué es esto? Conocido comúnmente como spinning, aunque esta es una marca registrada, el ciclo indoor no es más que una actividad dirigida por un monitor en el que pedaleamos sobre una bicicleta estática al ritmo de la música.

Puede parecer algo muy simple, pero el ciclismo indoor no sólo tiene numerosos beneficios como actividad física, sino que también conlleva cierta complejidad al depender de la música y de cómo está estructurada.
Sin embargo, nos centraremos en los beneficios de estas clases dirigidas, que pueden encontrarse en prácticamente todos los centros deportivos hoy en día.

Son clases sencillas, que puede seguir todo el mundo. Mientras te subas a una bicicleta y puedas pedalear, ya lo tienes hecho. Otra cosa es seguir el ritmo de la música, pero eso puede ser fácil si escuchas los beats (los “golpes” de la música).

No tiene límite de edad, ni de peso, ni de capacidad física. Siempre y cuando seas capaz de realizar una actividad física de cardio, podrás hacer ciclo indoor. Ten en cuenta que todas las bicis estáticas tienen una forma de ser reguladas según resistencia, por lo que, si es necesario, puedes realizar el mismo ejercicio que tus compañeros pero a una menor resistencia, lo que te permitirá seguir la clase sin problemas, siguiendo la música pero requiriendo un menor esfuerzo.

No hay impacto. Al estar sobre una bicicleta, no hay impacto en las articulaciones. Eso sí, es necesario que revisemos bien la posición y regulación de la bici, para evitar pedalear mal o adquirir malas posturas sobre la bicicleta. Para ello es necesario preguntar siempre o dejarnos aconsejar por el instructor de la actividad, quien sabrá decirnos cómo funciona la bici y cómo podemos ajustarla a nosotros mismos.

Es fácil de adaptar a cada uno de nosotros. Como ya hemos mencionado, las bicicletas tienen un nivel de resistencia que puede modificarse. Por tanto, podemos adaptarlo en función del esfuerzo que queramos (o podamos) realizar.

Es una actividad sencilla e intensa que deja ver resultados en poco tiempo. No sólo ganamos en capacidad aeróbica, sino que ganamos resistencia y fuerza de piernas. Por ello, es un buen complemento para corredores o ciclistas que quieran variar un poco sus entrenamientos.

Incluye música, y toda actividad deportiva que quiera disfrutarse, la lleva. Sabemos que la música es un buen aliciente para realizar cualquier deporte, dado que nos motiva y nos ayuda a mantener un ritmo. En ciclismo indoor, esa puede ser una buena excusa para engancharse.

Disfrutarás de una actividad deportiva fácil, divertida y sobre todo, ¡con mucho ritmo!

Como has visto, son muchas las ventajas de esta actividad indoor, que en Hara Sport Center tenemos disponible. ¿Te apuntas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies